slogan

sloganC

logobalsamo

banner

Organizaciones sociales piden al presidente vetar reforma de Ley de Asocio Público-Privado

La Alianza contra la Privatización del Agua, que aglutina a un buen número de organizaciones sociales,  manifestó el rechazo a la reforma de Ley Especial de Asocio Público-Privado (APP) porque consideran que es una estrategia de privatización del agua potable y la depuración de las aguas residuales.  

Según explicaron los representantes de la Alianza, la reforma de Ley, aprobada con los 61 votos de todas las fracciones legislativas, incluyen los proyectos de plantas depuradoras de aguas residuales en el Área Metropolitana de San Salvador, Santa Ana y San Miguel dentro de los proyectos elegibles a desarrollarse bajo la lógica de los APP.

En ese sentido, los representantes de la Alianza, consideran que es urgente que el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén,  vete dicha reforma porque también sería el primer paso para que en el país se realice una nueva ola de privatizaciones como la que se hizo en los años noventa durante los gobiernos del partido ARENA.

“No puede ser posible que un gobierno que se llama progresista, en primer lugar, apoye la aprobación de este tipo de leyes, y, en segundo lugar, deje desprotegida a la gente”, dijo en conferencia de prensa, Carlos Flores, vocero del Foro del Agua.

Flores explicó, que de no tener una respuesta positiva del presidente, estarían lanzando en los próximos días una campaña “Si ellos votaron contra tu derecho, no votes por ellos”. Esta campaña tiene como objetivo sensibilizar a la población sobre los impactos negativos del asocio público-privado.

“Dentro de las acciones está mostrar la cara de los 61 diputados que apoyaron, de todas las fracciones legislativas,  y pedirle a la población que no apoye a estos diputados”, aseguró.

Las organizaciones sociales llamaron a la población a estar alertas en temas tan importantes como el de los APP, porque explicaron que la reforma no está orientada a resolver el problema de contaminación, sino a garantizar ganancia a los inversionistas; privatiza ganancias, por lo que genera mayor endeudamiento público; y finalmente, con la creación de la tarifa por depuración, se impacta el bolsillo de la población más pobre.

Como Asociación Comunitaria Unidad por el Agua y la Agricultura (ACUA) hemos venido defendiendo, junto con los territorios, que el agua y el saneamiento es  un derecho humano, tal y como lo reconoce las Naciones Unidas, y vemos en dicha reforma, una amenaza para que ese derecho  pueda cumplirse en El Salvador.

 

Comunicaciones ACUA